20 sept. 2011

incendiando el aire




atravesamos bosques, mares, océanos, cielo, tierra y aire. creamos fuego y descongelamos el glacial que había en aquel lugar donde solías gritar. la voz corría por cables telefónicos, satélites que están en el espacio, ¿dónde coño irán nuestros abrazos? el ser y la nada. náusea. a mí siempre me gustó llamarlo: el ser; tú y yo. da igual que del cielo caiga el mismo infierno, o que ascienda el infierno hacia el cielo. da igual que haga frío si cuando estamos fusionados sé donde desembocan mis abrazos. un impacto cardiovascular 

7 comentarios:

  1. Jo, qué CHULO. Así, con mayúsculas. Me encanta cómo escribes. No sé por qué mi parte favorita ha sido cuando "náusea" ha irrumpido en el texto de repente. Y por supuesto, tremendo final el de...

    ...un impacto cardiovascular.

    SUBLIME. KiSSeS!^^

    ResponderEliminar
  2. ¡¡incendiar el aire es lo más chulo que hay!!

    sublime y más


    xx

    ResponderEliminar
  3. Es cierto. Al final todo da igual.

    Mucha luz, encanto.

    ResponderEliminar
  4. E S P E C T A C U L A R

    Me ha encantado. El "bello finale" encaja (como telón y aplauso) sobre todas las cosas. De todo lo que me gustó destacaría "la voz corría por cables telefónicos" wuauu... es una frase genial, chapó de verdad. Siento haber estado ausente. Muy muy buen texto, te felicito, un abrazo!!

    ResponderEliminar