25 jul. 2011

¡¡¡¡Pedro!!!!



Ponme otra. Tú ya sabes que yo creo en la pareja. Dos polvos, dos rayas, dos amigas. Dos cavalgan juntas, dos por la carretera.


La mala educación





Pensando en cómo quiero que sea mi futura casa, llego a la conclusión de que nuestra casa (la tuya y mía) ha de tener una sala de libros, librería, biblioteca.... llámalo como quieras. Ahí tendremos todos los libros que nos han hecho soñar, odiar, reír, amar, cantar, saltar. Todos los libros que nos hemos regalado, los que tomamos prestados, los que jamás pensamos que leeríamos. Desde Cervantes hasta Albert Espinosa, pasando por Bécquer, Homero, Shakespeare o Joan Maragall. Bienvenidos al rincón más preciado de nuestra futura casa.

4 comentarios:

  1. Qué envidia.
    A mi pareja no le gusta leer... A veces me pregunto si eso no sería un buen motivo para dejarle.

    ResponderEliminar
  2. Lo suscriboooo! Yo también estoy planeando tener una habitación tooda para libros!

    Una sonrisa!

    ResponderEliminar
  3. Pues monísima su futura casa, ¡enhorabuena!

    Mucha luz, encanto. Siempre un deleite para mí pasar a leerte. Es maravilloso tu Blog :D

    ResponderEliminar