25 jul. 2011

no tenemos el dinero pero sí el amor



Bailame el agua. Úntame de amor y otras fragancias de tu jardín secreto. Sácame de quicio, hazme sufrir... Ponme a secar como un trapo mojado. Lléname de vida, líbrame de mi estigma. Llámame tonto. Olvida todo lo que haya podido decirte hasta ahora. No me arrastres. No me asustes. Vete lejos...pero no sueltes mi mano. Empecemos de nuevo. Toca mis ojos. Nota la textura del calor, ¿Por cuánto te vendes? Píllate los dedos. Y deja que te invite a un café. Caliente claro. Y sin azucar... sin aliento

4 comentarios:

  1. Este poema es un gran mantra, ¿te has fijado? Es tan bello, me da tanta paz. No sé, es de mis favoritos del mundo mundial.

    Oye, y qué monada tu latido. Muchísimas gracias por tan bonitas palabras sobre mi Siberia y sobre mi persona. Me has hecho sonreír muchísimo.

    Te dejo todo mi cariño, encanto.

    ¡Cariños! :D

    ResponderEliminar
  2. Joé, y yo que no he visto todavía esta peli. No tengo vergüenza, porque anda que no tiene años. Después de ver este trocito (que debe ser el final, seguro) y de leer tan bonito poema, la pondré a bajar (sí, a bajar, jajaja, que soy pobre) y me la veré. Gracias por recordármelo.

    Y qué joven está Unax Ugalde, qué mono.

    A mí de Punky Brewster la que me gustaba era Margeoux (o cómo cojones se escriba), la pijilla, y porque la jodía tenía un pelo impresionante.

    Sí, los '90, quién me lo iba a decir a mí, con lo que los he detestado. Ahora estoy hasta viendo los capítulos de "Es Mi Vida", que para mi sorpresa son sólo 19.

    KiSSeS!^^

    ResponderEliminar
  3. Que grande! Últimamente mi blog gira entorno a esta película, me tiene enamorada.

    Aunque la escena que a mi, personalmente, me emocionó más fue cuándo el amigo se pone a tocar la armónica...
    Muchos besitos, gracias por este regalazo!

    ResponderEliminar