18 abr. 2012

saudade

Vino primero pura, 
vestida de inocencia; 
y la amé como un niño. 

Luego se fue vistiendo 
de no sé qué ropajes; 
y la fui odiando sin saberlo. 

Llegó a ser una reina 
fastuosa de tesoros... 
¡Qué iracundia de yel y sin sentido! 

Más se fue desnudando 
y yo le sonreía. 

Se quedó con la túnica 
de su inocencia antigua. 
Creí de nuevo en ella. 

Y se quitó la túnica 
y apareció desnuda toda. 
¡Oh pasión de mi vida, poesía
desnuda, mía para siempre!



Juan Ramón Jiménez - Eternidades 





3 comentarios:

  1. Felicidades!
    A tope con el brasero!
    :)

    ResponderEliminar
  2. La última frase me ha encantado ♥

    Hay que ver... qué cosas más bonitas escribes siempre :)

    Muchas felicidades por el primer aniversario,
    y que sean muchos más, y que te sigan inspirando de esta manera.

    m u a a a k

    ResponderEliminar
  3. Pues mi enhorabuena por este primer aniversario.
    Madre mía, ¡como pasa el tiempo! O_o
    Pero me encanta eso de que tengas el brasero enchufado.

    Hay que ver lo bien que escribes, joder. :)

    *KiSSeS!*

    ResponderEliminar