13 oct. 2011

Hoy hace más de un millón de años que nadamos en las playas de Riazor




fue ayer. jamás podría confundir el difuminado que se empeña en traerle la mente con aquella noche policromada. casandra lo intentó centenares de veces pero jamás la creíste. eras su adonis, su pequeño monstruo, su walzer compuesto por un tal chopin. tú le anunciaste las catástrofes que sin más tenía que regalar al mundo. su dadaísta, la guerra de vietnam, su 15M. Y no sabe casandra que el tiempo no perdona. pasa el tiempo y se arruga su belleza, esa belleza del alma. no sabe dónde te escondes. las playas de riazor quedaron al norte, o quizá bajo el cielo. ahora yo recuerdo que fue hace un millón de años y lo sigo sintiendo aquí. O allí. Donde te quiero. 

7 comentarios:

  1. Qué cosa tan extraña se vuelve el tiempo bajo el influjo de las lunas y los mares, como un caramelo en la boca de Casandra... :)

    ResponderEliminar
  2. Casandra... ¡¡Como mi hermana!! Ojalá ella adivinara el futuro también, jeje. :)

    Me ha gustado mucho el texto. Como siempre. Y gracias por tu comentario, ¡que no se me olvide darte las GRACIAS por tus palabras! Coincido contigo en que la desgana es lo peor del mundo-mundial, pero qué asco cuando aparece sin avisar, ¿verdad?

    KiSSeS!^^

    ResponderEliminar
  3. Es verdad, como yo! :D Aunque el mío es con dos s.

    Leyéndolo sentía que hablabas de mí ^^ (Para una vez que sale mi extraño nombre en algún lado, por imaginar, que no quede, jaja).

    Un texto precioso, nombres aparte.
    Y la foto, también.

    m u a a a k

    ResponderEliminar
  4. me encanta cómo escribes, los títulos ya de por sí dicen mucho de lo que vas a leer

    besitos y sigue así

    ResponderEliminar
  5. Creo que nos dio por escuchar la misma cancion. Me gustan tus textos :)

    Un beso.

    ResponderEliminar