9 jun. 2011

ahora tú puedes entrar hasta la cocina y abrir el whisky.

todas las noches de un día perro le mete mano a la guitarra que chirría cada vez que él hace vibrar sus cuerdas. probablemente, guitarra no quiere ser tocada por alguien que cada noche es infiel a la vida cuando piensa que ''lo natural es odiarse'' y por eso, guitarra, rechina, cruje; llora. guitarra , cree ella en lo menos hondo de su subconsciente, no nació para ser repicada en un cutre motel de los EEUU. 



el problema es de las guitarras made in EEUU y no de genios que hacen chirriar guitarras porque odian la vida mientras beben whisky y esperan que las musas aparezcan. sin duda



terraplane blues - robert johnson

5 comentarios:

  1. Pobre guitarra. Yo me quedo por aqui un rato curioseando. Muy bueno.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias, que sitio tan interesante, yo también me quedo por aquí :)

    ResponderEliminar
  3. gracias por no pasar de largo y comentar :)
    interesante, si)

    ResponderEliminar
  4. La culpa la tuvo Johnson cuando le vendió su alma al diablo :P

    ResponderEliminar
  5. Me encanta tu forma de contar la vida.

    ResponderEliminar